IEP Basics: Considerations, Preparation, and a Few Tips & Tricks

El programa de educación individualizado (“IEP”) es el documento más importante cuando se trata del programa de educación especial de su hijo. De hecho, es tan importante que los numerosos casos en la corte se refieren a él como la piedra angular de la Ley de Educación para Individuos con Discapacidades (“IDEA”). El IEP es una oportunidad para que usted, los maestros de su hijo, administradores escolares y personal de servicios trabajen juntos para mejorar la educación de su hijo. Juntos, usted y el resto del equipo pueden crear un IEP que satisfaga las necesidades únicas de su hijo y asegurar que él/ella reciba la educación que se merece.


El IEP debe ser específicamente diseñado para su hijo.


El IEP debe ser un documento verdaderamente individualizado, por escrito para atender las necesidades únicas de su hijo, con su discapacidad especifica en mente.


Usted tiene derecho a solicitar una evaluación para su hijo.


Usted tiene derecho a solicitar una evaluación para su hijo. El distrito debería buscar una evaluación si sospecha que su hijo tiene una discapacidad, para complementar los registros de su hijo, o para revisar el progreso de su hijo. Usted puede solicitar una evaluación por las mismas razones.


Además, usted tiene el derecho de buscar una evaluación independiente del personal del distrito escolar, llamada una evaluación educativa independiente (“IEE”). El equipo del IEP deberá tomar en consideración los resultados de la IEE sea que haya sido obtenida por el padre o por el distrito escolar. Recuerde, la evaluación puede ser la herramienta más importante para asegurar que el IEP de su hijo sea apropiado.


Usted es un participante en igualdad en desarrollar el IEP.


Por otra parte, usted es un participante de igualdad en el proceso del IEP. Usted debe ser notificado de las reuniones del IEP y debe de dársele la oportunidad de participar. La información y perspectiva que usted provee son esenciales para el desarrollo del IEP. Solamente por medio de evaluar apropiadamente los puntos fuertes de su hijo y sus habilidades podrán crearse metas y objetivos apropiados lo cual conduce a desarrollar un programa de educación completo y apropiado.


La ley requiere que ciertos miembros asistan a la reunión del IEP.

Los miembros del equipo del IEP traen una información única e importante al proceso del IEP de su hijo. Por lo menos, los miembros del equipo que se requieren incluyen usted, los padres; el maestro de educación regular de su hijo (si el niño esta o podría estar en educación regular); un maestro de educación especial; alguien calificado para interpretar los resultados de la evaluación de su hijo; y alguien familiarizado con los programas de educación especial del distrito y los servicios relacionados.

Si los participantes que son requeridos no están disponibles, o alguien se retiran durante la reunión, considere posponer la reunión del IEP. También usted podría traer individuos con conocimiento de experiencia especial sobre su hijo, como un miembro de la familia, un amigo, un abogador o un vecino. De hecho, siempre se recomienda llevar a alguien a la reunión para ofrecer el apoyo necesario.


Consejos para Prepararse para el IEP.


¡Venga preparado! Familiarizarse con el proceso del IEP y sus derechos es solo el primer paso para poner la educación de su hijo en camino. La preparación ayudara a evitar las “sorpresas” o sentirse a siegas con la información nueva. Cuanto más preparado este, mejor podrá asegurar que el IEP es individualizado para satisfacer las necesidades únicas de su hijo.


Al prepararse para el IEP de su hijo, considere lo siguiente:


  • Obtenga todos los registros de su hijo y júntelos tómese el tiempo de revisarlos antes de la reunión del IEP.

  • Hable con su hijo acerca de su experiencia educacional, progreso y necesidades.

  • Hable con el maestro de su hijo acerca de su experiencia educacional, progreso y necesidades.

  • Revise IEP’s anteriores. Busque por el progreso, o la falta de.

  • Prepare una lista de los puntos fuertes y débiles de su hijo.

  • Cree metas que le gustaría ver en el próximo IEP de su hijo.

  • Este preparado para mostrar registros para respaldar su plan para la programación educativa de su hijo.

  • Proporcionar al menos 24 horas de aviso por escrito de su intención de grabar la reunión del IEP.


Consejos para la participación en el IEP


En el IEP, es crítico que usted participe. Su aportación cuenta. La ley le faculta para participar, defender, y ayudar a tomar decisiones acerca de la educación de su hijo.


Considere los siguientes consejos de manera que usted participe activamente durante el IEP de su hijo:


  • Comparta información con el equipo del IEP acerca de que es lo que está ocurriendo en casa en relación con el aprendizaje de su hijo.

  • Trate la reunión del IEP como “Colaboración” en vez de “Usted contra ellos”.

  • Haga preguntas si tiene problemas para entender alguna información.

  • Pregunte “?porque?” si usted no está seguro porque una recomendación ha sido hecha.

  • Ofrezca sugerencias e ideas.

  • Traiga a alguien en quien confié para ayuda y apoyo.

  • Asegúrese de que se escriba una meta por cada una de las necesidades de su hijo.

  • Asegúrese de que la meta sea especifica, medible, y entendible.

  • Asegúrese de que se proporcionen servicios para abordar cada meta.

  • Usted no necesita firmar el IEP en la reunión. Usted puede llevar el IEP a casa y pensar en ello.

  • Usted puede consentir a todo o solo parte(s) del IEP.

  • Usted tiene el derecho legal de grabar la reunión del IEP. ¡Use este derecho!


Finalmente, mantenga una actitud positiva. Algunos consejos pueden recorrer un largo camino, pero una reunión del IEP exitosa se reduce a la actitud. Una perspectiva positiva pone el énfasis en su hijo. Tenga fe en el proceso. Es normal sentirse nervioso, especialmente si la experiencia es nueva para usted. Pero recuerde, la ley le autoriza a participar. Debido a que el proceso es tan personal, también es común sentir que es usted el único abogando por las necesidades de su hijo. Así que traiga con usted un amigo confiable, un vecino, un abogador o un miembro de la familia. ¡No ir a ella solo!